ACERCA DE

JOSÉ PARIENTE

En el post de hoy, volvemos a Castilla, concretamente a la Denominación de Origen Rueda, la cual nace en 1980, siendo así las más antigua de Castilla y León, y como dato curioso, destacar que a pesar de ser famosa por sus vinos blancos desde 2008 está permitido realizar vinos tintos y rosados.

mapa denominacion de origen

En la década de 1960, el viticultor José Pariente inició la producción de vinos blancos artesanales con una materia prima de extraordinaria calidad: la uva Verdejo procedente de sus viñedos de Rueda.

Practicaba una viticultura minuciosa y creía en su tierra, en la calidad y en el placer de hacer vi­no. Su anhelo, elaborar grandes vinos blancos, es el objetivo de la bodega actual.

Bodegas José Pariente mantiene una hoja de ruta muy clara: la innovación y vanguardia, el respeto por la viña y su minucioso cuidado, y la firme apuesta por la investigación y desarrollo.

Desde el año 2015, la bodega ha iniciado varios estudios de I+D, tanto en viticultura como en la forma de elaboración.

Ha desarrollado un sistema integrado de gestión del viñedo que permite un mejor aprovechamiento de sus recursos naturales. Todo ello en un escenario de viticultura ecológica y con el objetivo de mejorar la expresión cualitativa de la cosecha, mejorando el potencial enológico de sus vinos.

Victoria Pariente

Todo esto ha sido promovido por su hija Victoria Pariente, la cual está formada en enología y viticultura y, que después de trabajar 10 años en la Estación Enológica de Rueda, en 1998 se lanza a la gran aventura de elaborar su propio vino.

La bodega está ubicada en lo alto de un típico páramo castellano, en el mismo corazón de la D.O. Rueda y próxima a los viñedos, desde el que se divisa un amplio horizonte de campos. Esta situación favorece el rápido acceso a la uva durante la vendimia, evitando de esta manera posibles oxidaciones. 

Los viñedos de José Pariente están situados en la altiplanicie del Río Duero, en la zona más alta de la meseta Norte. Se trata, por tanto, de un terreno de suaves ondulaciones y vertientes en las que el viento atlántico limpia el paisaje y el extremo clima continental determina los altos resultados de calidad de la variedad reina de la zona: la Verdejo. 

Este terreno tiene la singularidad de ser muy pedregoso, de origen aluvial; por ello, las tierras son ricas en calcio y magnesio, pero con poco contenido en materia orgánica y con afloraciones calizas en las cotas más altas.

Este tipo de suelo, con abundancia de cantos rodados, tiene la particularidad de proteger las raíces de los cambios bruscos de temperatura al tiempo que refleja el calor del verano y favorece el intercambio de oxigeno y el drenaje del agua. Por todo esto, en los terrenos cascajosos es dónde se asientan los mejores viñedos de la zona. 

Los cinco vinos blancos de la bodega son un homena­je a José Pariente que renuevan cada año, en cada vendimia. La bodega cuenta con tres vinos monovarietales de Verdejo (José Pariente Verdejo, Fermentado en Barrica y Cuvée Especial) y dos vinos de Sauvignon Blanc (José Pariente Sauvignon Blanc y Apasionado de José Pariente, este último siendo un vino dulce).

Hoy vamos a catar José Pariente 2018:

Cata

El José Pariente Verdejo es el vino insignia de la bodega de La Seca, aquel que catapultó a la firma al estrellato y el responsable de una imagen de bodega capaz de producir calidad de manera constante.

Las uvas proceden de viñedos viejos ubicados en la altiplanicie del Río Duero, en la zona más alta de la meseta norte de España. Estos viñedos tienen más de 30 años.

El suelo de estos viñedos está caracterizado por su plataforma de cantos rodados, es pobre en materia orgánica y presenta algunas calizas en las cotas más altas, lo cual junto a un clima continental de influencia atlántica hace que la cepa se vea obligada a buscar los recursos hídricos en lo más hondo del subsuelo. 

Las cepas están formadas en vaso tradicional, tienen un rendimiento aproximado de 4.000 kilogramos por hectárea. 

Tras la vendimia, los mostos fermentan en depósitos de acero inoxidable, de hormigón y en tinas de madera. Finalizada esta, los vinos permanecen con sus lías durante 4 meses y, posteriormente, se realiza el coupage de estas tres vinificaciones.

El ensamblaje final de las distintas vinificaciones es uno de los factores claves que explica el carácter único del José Pariente Verdejo.

FASE VISUAL: se aprecia un color amarillo pajizo brillante, con reflejos verdosos.

FASE OLFATIVA: el aroma de gran intensidad es elegante, fresco y complejo. Muestra un marcado tono frutado, que abarca la gama de frutas blancas (pera, melocotón), los cítricos y la fruta de la pasión. Se aprecian aromas de hinojo, de monte bajo y un fondo anisado, balsámico.

FASE GUSTATIVA: en boca aparecen de nuevo las notas de fruta fresca. Untuoso, goloso y elegante con un suave toque de amargor final.

A Mi Mencía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s