DO BIERZO

LA POULOSA


Hoy volvemos al Bierzo, concretamente al proyecto que tienen en conjunto Raúl Pérez y su sobrino César Márquez, el cual surge en el año 2011.

Raúl Pérez y César Márquez

Raúl Pérez Pereira nació en 1972 en Valtuille de Abajo, localidad berciana entre Cacabelos y Villafranca del Bierzo, y pese haber nacido en una familia de larga tradición viticultora, no tenía ninguna intención de dedicarse al vino, su intención era ser médico, pero un día el vino se cruzó en su camino, en 1992, cuando tuvo que integrarse en su bodega familiar Castro Ventosa, mucho antes de que empezara la revolución del Bierzo.

Imagen de Valtuille de Abajo

En 1999, en Castro Ventosa, ayudó a Ricardo Pérez Palacios y su tío Álvaro Palacios a fermentar 30.000 kilos de uva que se convirtieron en los primeros vinos de Descendientes de J. Palacios, y también a la familia Peique en sus primeras añadas. También elaboró aquí algunos magníficos vinos, como el Ardai Cepas Centenarias de esa misma añada.

En el año 2004 decide abandonar Castro Ventosa por razones divergentes y crea el proyecto Ultreia con la idea de realizar cosas más atrevidas y más concretas, donde en una bodega grande no se podían hacer. Sin embargo, en 2009 cierra el proyecto de Ultreia, y vuelve otra vez a Castro Ventosa, al frente de la parte técnica.

Familia Pérez en el 25 aniversario De Castro Ventosa.

Los diferentes vinos se elaboran en Valtuille de Abajo, en unas instalaciones renovadas, donde se ubicó la primera bodega que tuvo la familia Pérez. El proyecto pretende diferenciar las zonas de Valtuille a través del viñedo, para ello el proceso de elaboración es el mismo en todos los vinos, apostando por la menor intervención en los procesos, la elaboración tradicional y sobre todo buscando la expresión del terruño en los vinos.

Al cerrar Ultreia, en 2010 decidió abrir un proyecto que se llama La Vizcaína de Vinos, un nombre que registró su padre para comercializar algunos vinos, pero que nunca se llegaron a producir. Es un proyecto de 10 has que en el año 2013 consiguieron cerrarlo con la elaboración de 5 vinos que se obtienen de uvas procedentes de dos hectáreas de viña en cada caso y que no superan por término medio las 5.000 botellas por referencia. Los vinos se elaboran en la bodega de Salas de los Barrios (donde también elabora la gama Ulteia) y en Castro Ventosa. Para este proyecto tomaron la decisión de vinificar por separado el producto de sus fincas (que dan nombre a las botellas), cada una con su personalidad derivada de la misma uva, pero con diferente composición del suelo, edad y orientación.

Bodega de Salas de los Barrios

Raúl Pérez tiene una forma particular de entender el vino. La prioridad no es la bodega, sino la viña. Y para entender la filosofía de trabajo de Raúl Pérez hay que hacer un breve recorrido por sus proyectos sin salir de la frontera. Raúl es un personaje inquieto, y entre unos años y otros no ha parado, hasta el punto que se hace difícil realizar una cronología de sus actividades y proyectos, y seguramente también nos olvidaremos de alguno, porque además de ser el director técnico de Bodegas Estefanía también en Bierzo, donde produce varias etiquetas bajo la marca Tilenus, empezó a hacer sus propios vinos aquí y allá, a asesorar a otras bodegas, a explorar uvas olvidadas, a recuperar viñedos al borde de la extinción, y más recientemente también ha creado su propia compañía, Raúl Pérez Bodegas y Viñedos. Presenta otra bodega en Valdevimbre, provincia de León, tierra de Prieto Picudo, en donde se ha hecho con una cava subterránea de los años 20, de la que ha conservado la estructura pero renovado completamente el interior.

Raúl Pérez

En la actualidad elabora 5 vinos, donde cuatro son tintos de Mencía con doce meses de crianza: La Vitoriana, La Poulosa, El Rapolao y Las Guindiñas, y un blanco con crianza, La del Vivo, un vino que ejecutaba muy personalmente la desaparecida Nerea (fallecida en la bodega durante la vendimia 2014).

La del Vivo es un varietal blanco de Doña Blanca, procedente de las lomas de Valtuille, con un trabajo sobre lías en barrica, lo que le convierte en un blanco poco común, con un perfil aromático muy original y con un extraordinario paso en boca, donde el nombre de Nérea Pérez aparece junto al de su tío Raúl, en la etiqueta de la botella. Posee un perfil aromático muy original y extraordinariamente gozoso en boca.

La Vitoriana es un Mencía con un pequeño porcentaje de Alicante BouschetEstaladina y Souson, de un viñedo de 1,7 hectáreas con cepas de unos 80 años de edad. La fermentación se realiza con toda la uva entera, con raspón, realiza una crianza de 12 meses en barricas de roble francés usado y se embotella sin clarificar y sin filtrar. Posee un aroma de buena intensidad aromática, donde destaca la presencia de frutos rojos; redondo, sabroso, intenso y serio.

Las Gundiñas se elabora con Mencía, con un toque de Alicante BouschetEstaladina y Souson, de la zona de las Gundiñas, de 2 has, situado en el fondo de una ladera a 250 metros de altitud, con viñas de 60 a 80 años. Realiza una crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 7 años. Posee una extraordinaria frescura en nariz, con un tanino muy suave, y muy equilibrado con el alcohol y la acidez.

El Rapolao proviene dela parcela situada en una ladera orientada al norte con bastante pendiente, también de 2 has con una degradación de un suelo arcilloso hacia un suelo muy rico en materia orgánica. También recibe una crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 7 años, también se embotella sin filtrar ni clarificar, y según Raúl Pérez es el vino de su viña favorita. El vino es floral, con una boca fina, delineada y una acidez más presente que en el resto de los vinos.

La Poulosa nace de una viña de 2 has orientada al sureste, con un suelo rico y una parcela caliente, de taninos más dulces y redondeados. Se elabora con Mencía, y pequeños aportes de Alicante BouschetEstaladina y Sousón, de viñedos de 60 a 80 años de edad, también con una Crianza de 12 meses en barricas de roble francés de 7 años. Es quizás el vino más redondo de los tintos, con notas más maduras y más fácil en boca, con una sensación más aterciopelada.

Hoy vamos a catar La Poulosa de la añada 2015.

Cata

La Poulosa es una viña orientada al sureste, con un suelo rico de arena y granito rosa, de taninos más dulces y afinados. El viñedo tiene entre 60 y 80 años. El vino es el más redondo de los tintos de la casa, con notas más maduras y más fácil en boca, con una sensación más aterciopelada.

La uva con la que se elabora este vino es de las variedades Mencía, Alicante Bouschet, Estaladina y Souson.

Este vino realiza la fermentación en grandes tinas abiertas con el 80 por ciento del raspón y su maceración transcurre durante 60 días. Pasado este tiempo, el vino pasa a barricas usadas de roble francés donde obtiene una crianza de un año.de forma espontánea en tinos de madera, después pasa a barrica de roble francés, de siete años de 225 litros de capacidad, donde realiza la crianza por un periodo de 12 meses. Al embotellar ni se filtra, ni se clarifica.

Siguiendo los pasos establecidos en nuestro primer post, comenzaremos a catar La Poulosa 2015.

FASE VISUAL: Color rojo picota con ribete rojo y brillante. Presenta capa media alta. 

FASE OLFATIVA: aroma intenso de fruta roja fresca, fresas y frambuesas, además de unas notas de cereza que aparecen al movimiento de la copa.

FASE GUSTATIVA: Tanino marcado y paso en boca suave y profundo.

A Mi Mencía


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s