DO RIBERA DEL DUERO

Dominio del Águila

Hoy hablaremos sobre Dominio del Águila, una bodega instaurada en pleno corazón de la Ribera del Duero, concretamente en La Aguilera, un municipio de Aranda de Duero. Este proyecto es fruto del trabajo, la constancia y el espíritu aventurero de Jorge e Isabel.

Jorge, es un vigneron criado entre viñas y vino, fruto del trabajo en la viña de sus padres, decidió marcharse a Francia, concretamente a la Romanée-Conti, donde se formó y trabajó durante varias campañas, haciéndose cargo especialmente de los vinos blancos. Posteriormente volvió a su tierra, para hacerse cargo del proyecto de vino blanco que iba a desarrollar la bodega Vega Sicilia. Este proyecto no cuajó y Jorge decidió irse para recaer en Bodegas Arzuaga-Navarro donde fue el Director Técnico durante una década.

Isabel por su parte es arquitecta, también ribereña, un pueblito más al sur de la provincia, Milagros, donde comenzó a fabricar su cerveza, Milagritos, la cual elaboran con gran mimo y cuidado.

Imágen de Jorge e Isabel catando en una de las cuevas que forman parte de la bodega.

Esta pareja se conocieron y después de mucho trabajo, dudas y esfuerzo decidieron echar a andar la bodega, una bodega inusual, formada por lagares (antiguas bodegas típicas castellanas), y cuevas subterráneas donde llevan a cabo la crianza de sus vinos.

La bodega elabora vinos tintos (Pícaro del Águila, Dominio del Águila Reserva, Peñas Aladas Gran Reserva y Canta la Perdiz), clarete (Pícaro del Águila) que es un vino de uvas tintas y blancas con crianza de barrica como un tinto, es un vino que se realizaba tradicionalmente en la Ribera del Duero y que había perdido interés hasta que Jorge e Isabel lo han vuelto a recuperar, y vino blanco (Dominio del Águila blanco) de la variedad Albillo.

Hoy nos vamos a centrar en el vino Pícaro del Águila. Este es un vino brillante, juguetón, fresco y divertido sin perder la identidad de Ribera de Duero. Cataremos la añada 2017, esta añada fue bastante compleja en Ribera del Duero, ya que ese año estaba el ciclo de la vid muy avanzado y en mayo hubo una helada que afectó al 80% de la cosecha. La poca cosecha que sobrevivió fue escasa y difícil de elaborar.

Cata

Este vino está realizado con uva de la variedad Tempranillo en un gran porcentaje, acompañado de otras variedades como la Bobal o el Albillo. Las parcelas de las cuales se obtiene esta uva están localizadas en suelos arcillo calcáreos con orientación norte, lo cual aporta esa frescura característica del vino.

La forma de elaboración consiste en una selección manual y colocación en los depósitos de forma manual, con una vinificación con el raspón 100%. Posteriormente pasa por barrica durante 19 meses, momento en el cual se embotella el vino para salir al mercado.

Siguiendo los pasos establecidos en nuestro primer post, comenzaremos a catar Pícaro del Águila tinto 2017.

FASE VISUAL: presenta una capa media alta, con un color rojo intenso con tonos violáceos en el ribete de la copa.

FASE OLFATIVA: presenta aromas a copa parada de nuez moscada, higos y fruta pasa. En copa en movimiento apreciamos aromas muy frutales, con fresas y moras muy presentes, así como notas espaciadas. Es franco y fresco.

FASE GUSTATIVA: está presente la madera mediante la presencia de los taninos, es muy envolvente, llenando la boca, debido a su gran poder glicérido, punto que se observa en la copa mediante la lágrima que implica una concentración de glicerina elevada.

A mi Mencía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s